Terapia fascial

Terapia fascial

La terapia fascial se basa en un conjunto de técnicas de terapia manual, mediante las cuales se relaja el tejido fibroso de organismo.

El tejido fibroso, denominado tejido conjuntivo o conectivo, envuelve todas las estructuras del organismo, las separa y a la vez las comunica entre sí. Cada músculo tiene una funda de tejido fibroso que se denomina fascia. Esta fascia, al igual que el músculo, por lesiones, cirugías  o por el sedentarismo, se retrae y endurece. Podemos beneficiarnos de relajarla y elastificarla, para mejorar la movilidad y la flexibilidad. De esta forma se contribuye a la disminución del dolor y la mejora de la postura o la agilidad en el dia a dia.

Mediante la terapia miofascial se pueden tratar:

– Dolores musculares.
– Cicatrices.
– Tendinitis y tendinosis.
– Rigidez y limitaciones del movimiento articular producidas tras fracturas, cirugías o por dolor, por ejemplo, la capsulitis retráctil.
– Alteraciones posturales.