Fisioterapia de suelo pelvico

Fisioterapia de suelo pelvico

La especlidad de suelo pélvico dirigida a mujeres adultas, embarazadas, postparto, deportistas y hombres engloba patologías que afectan a gran parte de la población influyendo en su calidad de vida.

En Fisiogros el enfoque se realizará considerando toda el área abdomino pélvica

  • Incontinencia urinaria, de gases o heces.
  • Preparación al parto: flexibilización, posturas, pujos y preparación activa de la fase expulsiva y dilatación.
  • Recuperación postparto: Abdominal y suelo pélvico.
  • Prolapsos viscerales 
  • Endometriosis 
  • Dolores en relaciones sexuales
  • Dolores menstruales
  • Estreñimiento 
  • Fisuras anales
  • Síndrome inflamatorios intestinales
  • Cistitis recurrentes
  • Infertilidad funcional
  • Dolor pélvico
  • Histerectomías
  • Miomas
  • Dificultad para orinar
  • Hipopresivos 

 

Tratamiento

  • Gimnasia hipopresiva combinada con ejercicios sobre plataforma inestable (Método 5P)
  • Terapia conductual y postural
  • Radiofrecuencia INDIBA
  • Biofeedback
  • Electroestimulación
  • Valoración Ecográfica
  • Rehabilitación muscular perineal

Objetivo 

Fortalecimiento de la musculatura perineal y abdominal para conseguir la continencia urinaria, mayor estática pélvica y por consiguiente mejorar la sexualidad.

Mediante la fisioterapia del suelo pélvico se trabajan los músculos y otros tejidos que forman parte del suelo de la pelvis. En ocasiones la musculatura del suelo pélvico está debilitada y se puede fortalecer, en otras por el contrario puede estar contraída o poco flexible y se puede relajar y elastificar. Este servicio esta dirigido tanto a mujeres que presenten patología del suelo pélvico como a las que deseen prevenirla.

¿En qué casos se puede acudir a fisioterapia de suelo pélvico?

  • Cuando existan pérdidas de orina, gases o heces.
  • Cuando hay un descenso de las vísceras pélvicas.
  • Para elastificar cicatrices tras partos, operaciones o cesáreas así como los músculos afectados por esas cicatrices.
  • Cuando se siente dolor durante las relaciones sexuales o no es posible la penetración por aumento del tono muscular.
  • Cuando hay espasmo muscular por fisuras anales.
  • Si se siente dolor en zona pélvica, bulbar del coxis.
  • Cuando exista un deseo de conocer donde se encuentran los músculos del suelo pélvico (que como no se ven muchas veces se desconocen) y como se contraen, con el fin de fortalecerlos y prevenir patología.

¿Qué métodos se utilizan?

  • Imágenes, vídeos o maquetas para explicar dónde se encuentran los músculos del suelo pélvico.
  • Palpación manual de la contracción muscular.
  • Terapia manual. Masaje y técnicas de relajación fascial.
  • Biofeedback.registramos la actividad eléctrica a nivel muscular que es un indicativo de la capacidad de contracción de las fibras musculares.
  • Electroestimulación muscular.
  • Método INDIBA para relajar, elastificar y mejorar la calidad de los tejidos. Basa sus efectos en una corriente de alta frecuencia (448 KHz) que es capaz de dar un estímulo a nivel celular, aumentando su activación y el metabolismo de la misma. También permite aumentar la temperatura de los tejidos con el consiguiente aumento de aporte sanguíneo y elasticidad . Es una técnica muy eficaz que acorta los tiempos de recuperación.
  • Gimnasia abdominal hipopresiva. Ejercicios que fortalecen la faja abdominal a la vez que ayudan a tonificar el suelo pélvico.